Estado Plurinacional de Bolivia /Servicio Nacional de Propiedad Intelectual

LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y SU INSERCIÓN EN EL COMERCIO MUNDIAL

La Paz, 29 de Abril del 2020

Por: Carlos Escóbar Revollo
Resp. Relaciones Internacionales - Senapi

Según la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual la propiedad intelectual) -la cual funge como el foro mundial en el cual se tratan los temas relacionados a la Propiedad Intelectual-: “La propiedad intelectual se relaciona con las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio internacional.”

Las carencias propias del derecho internacional público y los intereses económicos de los países industrializados fueron factores que motivaron la inclusión de esta materia en un tratado de índole comercial y no en la organización de Naciones Unidas especializada en propiedad intelectual. Esto puede ser considerado un aspecto positivo en relación a la práctica existente como era el otorgamiento de alcance extraterritorial a la legislación de los Estados, particularmente la legislación de U.S.A.

Sin embargo, la reticencia de los países considerados no desarrollados a que esta materia (propiedad intelectual) se incluyera en un Tratado Internacional Multilateral y de Comercio, no prosperó y se impuso la posición de incluir la misma en el GATT (Acuerdo General Sobre Comercio y Aranceles, por sus siglas en inglés) de 1947. Lamentablemente, todo este tratado se negoció sin participación de los países latinoamericanos en la toma de decisiones y con gran desinformación de las implicancias de la adhesión.

Lo anterior, derivó a que, en el año de 1.995 gracias a la Ronda de Uruguay, y a la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se incluya a la Propiedad Intelectual como parte de uno de sus anexos (Anexo 1C), y un texto fundamental y completo, exigiendo, en primer lugar, el cumplimiento de las obligaciones sustantivas de los principales tratados de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el Convenio de París y el Convenio de Berna, en sus versiones más recientes. Con excepción de las disposiciones del Convenio de Berna sobre los derechos morales, todas las principales disposiciones sustantivas de esos dos convenios están incorporadas por referencia, y por lo tanto se convierten en obligaciones establecidas por el Acuerdo sobre los ADPIC entre los Miembros. Vale aclarar, que 164 países son miembros de la OMC, y Bolivia es uno de ellos.

El Acuerdo sobre los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados al Comercio (ADPIC) de la OMC, establece las disposiciones generales y los principios básicos del Acuerdo, como el trato nacional y el trato de la nación más favorecida, y el agotamiento de los derechos de propiedad intelectual.

¿Qué es Trato Nacional?, significa que se exige a que cada Miembro conceda a los nacionales de los demás Miembros un trato no menos favorable que el que otorgue a sus propios nacionales con respecto a la protección de la propiedad intelectual. Con respecto a la obligación de concesión del trato nacional, el Acuerdo sobre los ADPIC autoriza también las excepciones permitidas en los cuatro tratados anteriores de la OMPI sobre propiedad intelectual (los Convenios de París y de Berna, la Convención de Roma y el Tratado IPIC).

¿Qué es Nación Más Favorecida?, exige a los países miembros de la OMC, la protección de la propiedad intelectual toda ventaja, favor, privilegio o inmunidad que conceda un Miembro a los nacionales de cualquier otro Miembro se otorgue inmediatamente y sin condiciones a los nacionales de todos los demás Miembros. Por ejemplo, si el Miembro A decide reconocer y hacer valer las patentes otorgadas en el Miembro B a partir de determinada fecha del pasado con independencia de que las invenciones comprendidas cumplan o no el criterio de novedad, el Miembro A debe otorgar igual ventaja a los nacionales de los demás Miembros.

Es importante mencionar que el Acuerdo sobre los ADPIC dispone que las obligaciones de trato nacional y trato NMF no son aplicables a los procedimientos para la adquisición y mantenimiento de los derechos de propiedad intelectual estipulados en acuerdos multilaterales concertados bajo los auspicios de la OMPI.

Para explicar esto más detalladamente, se reconoce que ciertos acuerdos concertados bajo los auspicios de la OMPI, por ejemplo, el Tratado de Cooperación en materia de Patentes, el Arreglo de Madrid relativo al registro internacional de marcas y el Arreglo de La Haya relativo al Depósito Internacional de los Dibujos y Modelos Industriales, establecen un sistema de solicitudes internacionales que está abierto exclusivamente a los nacionales o residentes de los países signatarios o a personas con un establecimiento comercial real o efectivo en esos países.

La Ronda Uruguay lo consiguió. El Acuerdo de la OMC sobre los ADPIC constituye un intento por reducir las diferencias en la manera de proteger esos derechos en los distintos países del mundo y de someterlos a normas internacionales comunes. En él se establecen niveles mínimos de protección que cada gobierno ha de otorgar a la propiedad intelectual de los demás Miembros de la OMC.

Bolivia no está exento de los Tratados Internacionales, es más, es miembro activo de la OMC y la OMPI, además de acuerdos regionales como la Comunidad Andina (CAN) y muy pronto será Estado pleno del Mercado Común del Sur (MERCOSUR); sin embargo en materia de propiedad intelectual estuvo muy ausente durante muchos años de los escenarios mundiales; por ello el que Bolivia haya asistido a las Elecciones del Director General de la OMPI, el pasado mes de marzo de 2020, hizo que se abrieran más y mejores posibilidades de suscripción de memorándums de entendimiento, con Instituciones de Propiedad Intelectual de diferentes países del mundo.

Lo anterior y aprovechando la conmemoración del Día Mundial de Propiedad Intelectual, que nos sirva de fundamento holístico y reflexión, de ser cada vez más visibles a nivel mundial, y de proteger e incentivar a nuestros creadores y autores nacionales, a internacionalizarse.